martes, 13 de diciembre de 2016


 LO QUE PUEDO VER


La tarde me está acompañando, el sol y las nubes, juegan con su cielo, lo esconden y lo muestran, pero lo que si me dejan ver, recuerdos de juventud de adolescencia de amor, de sentimientos rotos, de lágrimas estúpidas por alguien que no merecía, de explicaciones risueñas y burlonas de lo inexplicable, de hipocresía perversa destruyendo ilusiones, de un todo morboso que hizo, caer miles de sueños. Por lo que ahora quisiera, que ya fuese noche, que esa oscuridad cobije mi tristeza, porque ella es la cómplice y compañera de muchas vergüenzas, porque no quiero sentirme desdichado con aquellos recuerdos, de saber que nada importé que el corazón aturdido y perdido seguía lo tonto de aquel vivir, donde lo único que tuve un amor truncado.
Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario