sábado, 11 de junio de 2016

                                                     Carta a …



Alguna vez me pregunte cuanto tenía que dedicar mi tiempo a una persona para hacerla sentir bien, es que no hay un tiempo... es cuando te necesitan; No es secreto lo que escribo pero si es interesante pensarlo, entender que muchas veces eres importante para aquellos que en ciertos momentos se encuentran débiles de ánimo, ironía la mía... porque son más esos momentos míos que los que yo ofrezco.
No soy un ser perfecto tengo muchos defectos y debilidades, varias veces no se entender hasta donde llega mi injusticia o el otro ser está peor y es cuando aparecen los desencuentros entre dos personas, no me gusta ni quiero hacer sentir mal o incomodar a nadie, por esa razón siempre pero siempre... reflotan mis conflictos interiores.
Me siento incómodo y un tanto desorientado por lo que me está pasando contigo, en un momento sentí que estaba haciéndote bien, acompañándote de manera sensible, por supuesto a veces trasgredí tu forma de ser porque sentía que tenías que soltarte de muchos tabúes, que en este mundo liberado te hacían daño. Quiero que sepas que estoy en alguna forma a tu lado, quiero acompañarte en lo que necesites en lo que puedo y por supuesto cuando puedo; quiero que sientas lo que yo siento cuando pienso en liberarme con vos, no solo por eso, sino que también es una forma de escaparle a lo estructurado que tanto incomoda en esta vida complicada.
Cuando una vez te envíe lo que yo deseaba y tenía ganas de vos, me parecía que estaba llegándote de una manera muy jugada y al escribirlo me asustaba por lo trasgresor y a la vez me hacía sentir más cerca e intimidarme a tu persona, por la razón de volver a enviártelo porque siento y deseo lo mismo siempre, es lindo para mí y creo que cuando lo escribo me llega y me siento más identificado a lo que me pasa, por eso  hago un confesión, obtener una esperanza de tu querer.


                     Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario