miércoles, 16 de noviembre de 2016


 TORMENTO DE OLVIDO


Esta tarde de lluvia, es un canto de ángeles, en mi sepelio de olvidos.
Necesito negar tu mirada alegre, por mis monerías,
Borrar tu sonrisa, provocada por decirte… ¡TE QUIERO!
Callar mi conciencia, de lo existido junto a tu alma.
Lloro cada instante de mis errores,
reprocho cada momento de mis actitudes,
pero ningún medicamento, para la hemorragia de estos dolores,
o consuelo por estos sentidos maltrechos.
Oigo romper en mil pedazos mi corazón sobre mi pecho,
pero nada importa ya, las ruinas de aquel amor,
no dejan seguir adelante, anulan mi caminos a una vida de paz,
y solo queda revolver entre los escombros de culpas malditas.
Mi pensamiento, mi corazón y mi alma,
Solo se encuentran en días sin sol,
porque es la forma de limpiar aquellos cielos de tormentos
plagados de infinitos descuidos, como los momentos mal vividos.


Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario