jueves, 24 de noviembre de 2016


  
ABANDONO


Eres mi pared, mi muleta y todo mi sostén.
Lágrimas de dolor, brotan sin un porque.
Siento destrozarme por dentro, me lastimo por fuera.
Soy un niño en el purgatorio del sentimiento.
Pienso tu imagen, advierto tus gestos.
Necesito tu vos, desespero por tu cuerpo, enloquezco por tu esencia.
Cada caminar de mis memorias en tu figura de mujer,
doy cuenta que lejos te has ido, abandonando mis sentidos.
Necesito entenderme y entenderte, pero nada ya concibo.
Tú abandono de mí querer y el desprecio sobre mi amor,
mutilaron mis sentimientos, enterrando mis pasiones.
Cuanto tormento recorre mi entraña,
cuantas heridas de ese cuchillo, tajan mi alma.
Amor mío que ya no eres mío,
si supieras cuanto te llevas,
si supieras el vacío que dejas,
porque ya no hay pared, muleta ni sostén.
Por lo que estoy en total abandono.

Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario