jueves, 25 de agosto de 2016

BESOS TROTAMUNDOS

Miré tu figura, necesité mis ojos, mis manos, mis labios,
Me acerqué, sentí tu perfume, caricias sobre tu cuerpo y todo empezó,
Mis besos tocaron tu piel, buscaron descansar en la primera etapa de ese paisaje,
Indagaron tu cuello, muy suave caminaron hacia atrás de tu oreja,
Se adelantaron, llegaron a tus hombros, continuaron en tus brazos,
Sin respiro, mojados de tanto caminar, ansiosos, tocaron  tus pechos,
Seguían recorriendo, movidos por sensaciones que jamás pensé,
Estaban en la mitad de aquella travesía de esa hermosa pradera,
Tu abdomen estremecido de tanto ir y venir, dejaba que repitieran su caminar,
Mantuvieron la trayectoria, llegaron casi exhaustos a tus caderas, jugaron sin control,
Corrieron como locos sobre tus muslos, saltaban de uno al otro y tú, solo placer,
Detuvieron el frenesí de aquella sensación, pausaron el transitar esperando lo mejor,
Caminaron muy lentamente, un movimiento, un respirar y llegarían al mejor lugar,
Sintieron calor, humedecidos por encontrar la mejor campiña, descansaron en ella,
Recorrieron ese lugar una y mil veces de todas las maneras, no se querían retirar,
Fue cuando sentí tus gemidos, tus manos sobre mi cara, corrían a esos besos,
Y ellos perdidos por no querer regresar a la realidad,
Fueron inundados por aquel manantial que tanto desearon.


Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario