jueves, 9 de junio de 2016

LUJURIA

Nos encontramos como planeamos, frente a frente,
Las miradas ya contaban lo deseado y lo buscado,
Sobre ese cuarto de color combinado y sábanas rojas
Se presentaba el decorado perfecto de lo que ahí pasaría,
Ninguno de los dos nos sacamos la ropa,
Pero sí muy lentamente acercamos los cuerpos,
Los brazos a un costado dijeron de estar más juntos todavía,
Llegamos tentarnos muy suavemente, solo un juego de seducción,
Rosabas tu cadera como hembra en celos, sin tocarnos ni hablarnos,
El momento se hizo deseado y sin decirnos nada, estabas en mí,
Te di vueltas en tu  propia figura, apoyé tus manos en la pared,
Estabas de espalda a mi fricción, ya eras mía, todo lo quise,
Besé tu cuello, mis manos solo se dedicaron desnudar tu cuerpo,
Retrocedí esa distancia que necesité en sacarme mi ropa,
Desnudos los dos, miré tus glúteos y tus piernas ya estaban abiertas,
Acerque mi boca a tu espalda, mis manos en los muslos,
Los acaricié débilmente, sentí tu piel caliente y escuché tus suspiros,
Te moviste muy mansamente y tu figura se hizo más apetecida,
Mi boca recorrió tu plenitud descarnada por el deseo,
Te diste vuelta sin decir nada, tus labios entre abiertos,
Mojados por recorrer tu lengua de una lado a otro,
Me regalaste tus pechos, comí de ellos y todo lo hice de un solo beso,
Tus manos en mis cabellos, llevaron mi cara entre tus piernas,
Las separaste sin reparo, todo era un torbellino de codicia,
Me pediste mi lengua, me dijiste…bésame aquí, que es donde quiero,
Todo se fundió en lamer y el respirar de tu mojado,
Me levantaste rápidamente, me pasaste tus dedos en mis partes,
Dibujaste lo que querías, y recibiste lo que esperabas,
Los dos empezamos ser uno mismo y cada cual busco llenar su boca,
Perdidos en la pasión desenfrenada, apetecidos por el goce,
Nada detuvo esa maraña de caricias y besos,
Donde dejamos el semen, de una alocada lujuria.



Orlando Mario Soverchia- YoAmor
Publicar un comentario